Category Archives: BLOG – NOTICIAS

ruptura pareja

RUPTURA DE PAREJA

Una ruptura no solo es la pérdida de la pareja, también cambia muchas cosas en la vida, nuestras amistades, nuestra casa, nuestro estilo de vida… y todo eso son pérdidas que requieren de un proceso, de un tiempo, como cualquier otro duelo.

Se experimenta como “pérdida”, pérdida de un proyecto en común y de muchas ilusiones personales.

El sufrimiento experimentado depende de muchos factores: la calidad percibida del vínculo amoroso que se pierde y la duración del mismo, los recursos psicológicos de la persona que sufre la pérdida, los recursos personales y la red de apoyo (familiares, amigos…) con los que cuenta, la forma y manera en la que se produce la ruptura, el momento personal en que se da y las circunstancias que lo acompañan…

Todo este proceso de angustia y superación por el que pasamos se conoce como “duelo”. El dolor emocional puede ser mucho más duro que el propio dolor físico.

A continuación, explicaré cuáles son las fases del duelo en la ruptura de pareja y qué caracteriza a cada una de ellas:

  1. Estado de Impacto o shock: Emocionalmente, se observa una ausencia de reacción y la persona actúa como si no hubiera pasado nada y todo siguiera igual.
  2. Negación: La persona es cociente de lo que ha perdido, pero no quiere aceptarlo, se niega a aceptar que la relación ha terminado y fantasea con volver.
  3. Tristeza: Te invade la melancolía. Las canciones, películas y pequeños detalles absurdos te devuelven al pasado. Suele ser habitual tener dificultades para dormir correctamente, y despertarse pensando en la ruptura y en la persona que nos ha abandonado. La persona piensa obsesivamente en la relación rota y en la ex pareja, a veces no habla de otra cosa. La sensación de dolor y vacío suele ir acompañada de momentos donde el llanto se hace inevitable.
  4. Culpa: En el duelo por ruptura es una de las fases más notorias y más complicadas de superar. Esta fase te lleva a darle vueltas a la cabeza respecto a que podrías haber hecho o dicho para haber perdido la relación. El pensamiento obsesivo tratando de encontrar responsables de la ruptura puede llegar a desgastar psicológicamente a la persona y provocarle un gran estado de ansiedad. Cargar con el 100% de la culpa en una ruptura de pareja es nocivo y es, sobre todo, muy injusto.
  5. Rabia e ira: Una vez dejas de sentir que todo ha sido tu culpa y puedes repartir la responsabilidad de lo ocurrido comenzarás a sentir rabia. Este tipo especial de rabia se dirige, sobre todo, a la ex pareja, te puede resultar realmente útil en tu recuperación porque te ayudará a alcanzar una cierta distancia afectiva de tu pareja anterior. Cuando llega la ira, llegas incluso a cuestionarte y hacerte preguntas como: ¿ha sido real todo lo que he vivido o me han estado engañando desde el primer momento?, ¿Es que no he sido capaz de leer las señales?…
  6. Aceptación: Las emociones son menos intensas, y permite ver lo ocurrido con sus más y sus menos, como una experiencia más en tu vida.

Es importante tener en cuenta que las fases del duelo en la ruptura de pareja no son lineales ni correlativas. Puedes pasar de la fase 1 a la 3 y luego a las 2 y luego a la 4.

¿QUÉ SE SIENTE ANTE UNA INFIDELIDAD?

Cuando empezamos una relación de pareja, creemos que va a durar para toda la vida, pero muchas veces la realidad no es así, y las relaciones de pareja se rompen por muchas causas y una de ellas es la infidelidad.

Pero, ¿qué sucede cuando hay una infidelidad?

Cuando descubrimos que nuestra pareja nos ha sido infiel, aparecen una serie de reacciones emocionales asociadas a dicho evento. A continuación, pasaremos a describirlas.

Estado de shock:

Es la primera fase del duelo. La primera reacción será negarte a ti mismo lo que ha ocurrido. Es una manera que tiene nuestro cerebro de protegernos ante este tipo de acontecimientos. Si esta sensación se alarga demasiado en el tiempo, consulta a un profesional.

Impotencia:

Esta situación aparece cuando no podemos hacer nada por cambiar una determinada situación. Es normal que nos genere estrés o enfado, pero tenemos que comprender que la situación está absolutamente fuera de nuestro control.

Sentirse traicionado:

Es completamente normal sentirse así. Tu pareja te ha traicionado, y ha vulnerado un acuerdo que teníais entre los dos.

Tristeza:

Ante una pérdida siempre nos sentimos tristes. Y es obvio que ante una infidelidad perdemos, de cierta manera, la relación y el proyecto en común que teníamos en nuestra cabeza. Para gestionarla, lo mejor es rodearte de seres queridos y fomentar actividades agradables.

Rabia e ira:

La rabia surge ante la percepción de una injusticia o ante la frustración de objetivos. Por lo que ante una infidelidad, es normal que reaccionemos con enfado. Se rompen las expectativas de vida que teníamos en común con nuestra pareja, por lo que sentir este estado emocional es completamente normal.

Vergüenza:

La vergüenza es una emoción social que surge cuando no sentimos expuestos a los demás. Ante una infidelidad es normal que pienses en que dirán las demás personas. Sobre todo, si eres la última persona en enterarte.

Desconfianza:

La confianza hay que trabajarla durante todos los días en la pareja y basta con un segundo para perderla toda. Es totalmente normal que dejes de confiar en tu pareja si te ha sido infiel.

Culpa:

Algunas víctimas de infidelidad se sienten culpables por no haber dado algo que su pareja necesitaba. Ni que decir tiene en lo referente al sexo. De esta manera se justifica que la persona haya sido infiel con razón. Craso error. Así, se dedican a buscar en el pasado, que hicieron mal o que dejaron de hacer.

Ansiedad:

La ansiedad contribuye a una serie de trastornos como falta de apetito, pérdida de peso, insomnio, cefaleas, dolor de estómago etc. Todos estos síntomas aparecen en personas víctimas de infidelidad.

Venganza:

La venganza surge ante la ruptura de la confianza. Venganza y confianza son las dos caras de una misma moneda: el contrato social. Tenemos que entender que la pareja, esa persona que no nos iba a hacer daño, se ha convertido en verdugo. De ahí la confusión: ¿cómo es posible? ¿cómo es posible que alguien que ame o haya amado, sea capaz de hacer tanto daño?