Category Archives: BLOG – NOTICIAS

¿QUÉ SE SIENTE ANTE UNA INFIDELIDAD?

Cuando empezamos una relación de pareja, creemos que va a durar para toda la vida, pero muchas veces la realidad no es así, y las relaciones de pareja se rompen por muchas causas y una de ellas es la infidelidad.

Pero, ¿qué sucede cuando hay una infidelidad?

Cuando descubrimos que nuestra pareja nos ha sido infiel, aparecen una serie de reacciones emocionales asociadas a dicho evento. A continuación, pasaremos a describirlas.

Estado de shock:

Es la primera fase del duelo. La primera reacción será negarte a ti mismo lo que ha ocurrido. Es una manera que tiene nuestro cerebro de protegernos ante este tipo de acontecimientos. Si esta sensación se alarga demasiado en el tiempo, consulta a un profesional.

Impotencia:

Esta situación aparece cuando no podemos hacer nada por cambiar una determinada situación. Es normal que nos genere estrés o enfado, pero tenemos que comprender que la situación está absolutamente fuera de nuestro control.

Sentirse traicionado:

Es completamente normal sentirse así. Tu pareja te ha traicionado, y ha vulnerado un acuerdo que teníais entre los dos.

Tristeza:

Ante una pérdida siempre nos sentimos tristes. Y es obvio que ante una infidelidad perdemos, de cierta manera, la relación y el proyecto en común que teníamos en nuestra cabeza. Para gestionarla, lo mejor es rodearte de seres queridos y fomentar actividades agradables.

Rabia e ira:

La rabia surge ante la percepción de una injusticia o ante la frustración de objetivos. Por lo que ante una infidelidad, es normal que reaccionemos con enfado. Se rompen las expectativas de vida que teníamos en común con nuestra pareja, por lo que sentir este estado emocional es completamente normal.

Vergüenza:

La vergüenza es una emoción social que surge cuando no sentimos expuestos a los demás. Ante una infidelidad es normal que pienses en que dirán las demás personas. Sobre todo, si eres la última persona en enterarte.

Desconfianza:

La confianza hay que trabajarla durante todos los días en la pareja y basta con un segundo para perderla toda. Es totalmente normal que dejes de confiar en tu pareja si te ha sido infiel.

Culpa:

Algunas víctimas de infidelidad se sienten culpables por no haber dado algo que su pareja necesitaba. Ni que decir tiene en lo referente al sexo. De esta manera se justifica que la persona haya sido infiel con razón. Craso error. Así, se dedican a buscar en el pasado, que hicieron mal o que dejaron de hacer.

Ansiedad:

La ansiedad contribuye a una serie de trastornos como falta de apetito, pérdida de peso, insomnio, cefaleas, dolor de estómago etc. Todos estos síntomas aparecen en personas víctimas de infidelidad.

Venganza:

La venganza surge ante la ruptura de la confianza. Venganza y confianza son las dos caras de una misma moneda: el contrato social. Tenemos que entender que la pareja, esa persona que no nos iba a hacer daño, se ha convertido en verdugo. De ahí la confusión: ¿cómo es posible? ¿cómo es posible que alguien que ame o haya amado, sea capaz de hacer tanto daño?

LA PREOCUPACIÓN

Por preocupación se entiende “una cadena de pensamientos e imágenes, relativamente incontrolables, acompañados de un estado afectivo negativo. La preocupación constituye una tentativa de solucionar un problema, cuyo resultado es incierto y que contiene la posibilidad de una o más consecuencias negativas. De manera que la preocupación contribuye a cerrar el ciclo iniciado por el miedo” (Borkoveck, Robinson, Pruzinsky y De Pree, 1983, p 9). Se trata, por tanto, de un conjunto de patrones verbales y visuales, sobre las situaciones amenazantes, que tendrán la propiedad de alertar la activación del organismo y prepararle para la acción, siendo prioritarios en el procesamiento.

Estas preocupaciones cumplen tres funciones que son críticas en el procesamiento de la ansiedad (Tallis, Eysenck y Mathews, 1992):

– En primer lugar, la preocupación tiene una función de alarma, que es capaz de alertar al sistema emocional sobre la aparición de estímulos potencialmente amenazantes.

-Seguidamente, la preocupación cubre una función de impronta, ya que es la responsable de la aparición de pensamientos e imágenes amenazantes en la conciencia.

– Y en tercer lugar, la preocupación desarrolla una función de preparación, anticipando las consecuencias que tendrían lugar determinadas líneas de afrontamiento sobre los acontecimientos futuros.

La preocupación se dispara cuando se dan una serie de condiciones, en primer lugar un aumento de la probabilidad subjetiva de que ocurra un suceso amenazante, al tiempo que se produce una inminencia subjetiva del suceso (los acontecimientos son tanto más aversivos,  cuanto más próximo se encuentran en el tiempo), una alta aversividad percibida del suceso (en función de su significación, intensidad y número de objetivos bloqueados), y por último, una inhabilidad percibida de las estrategias de afrontamiento disponibles para paliar la situación.

Referencias: Fernández Abascal, E. Jiménez Sánchez, M.P, Martín Díaz, M.D. (2003). Emoción y motivación. Editorial Centro de estudios Ramón Areces, S.A (vol. 1).